ENVÍO GRATIS para pedidos PENINSULARES superiores a 39€

El 85% de propietarios de perros les ofrece una cena de Navidad

El 85% de propietarios de perros les ofrece una cena de Navidad El 85% de propietarios de perros les ofrece una cena de Navidad
Una encuesta a 2.000 titulares de perros llevada a cabo por Royal Canin apunta que la mayoría les proporcionan una cena de Navidad para que se sientan parte de la familia, lo que puede suponer un peligro si contiene algunos ingredientes tóxicos

Los animales de compañía se consideran como parte de la familia y por eso puede ser tentador incluirles en las celebraciones, ofreciéndoles comida extra, premios y golosinas para mascotas. Esto, a parte de suponer un desequilibrio en la dieta de los animales, también puede ser un peligro para ellos si se desconocen los riesgos que suponen determinados alimentos, que pueden ser tóxicos.

La compañía de alimentación animal Royal Canin realizó un estudio para conocer hasta qué punto esto es un problema. Así, preguntó a 2.000 dueños de perros de Reino Unido sobre sus hábitos de alimentación durante la Navidad y el 85% de estos admitieron que le dieron a su perro una cena de Navidad para que se sintiera parte de la familia.

Además de la cena de Navidad, la investigación descubrió que los dueños alimentaron a sus animales de compañía con una serie de alimentos festivos, muchos de los cuales contienen ingredientes que son tóxicos para gatos y perros, como cebolla, chocolate, pasas o nueces.

De hecho, un 39% de los encuestados admitió que había tenido que hacer un viaje no programado al veterinario como resultado de algo que su perro había comido, con una factura de un promedio de 890 libras, cerca de 1.000 euros. Royal Canin recuerda que, dado que la Navidad “es una época del año cara”, las familias la afrontarían mejor sin este tipo de gastos inesperados.

LA LISTA DE ALIMENTOS TÓXICOS PARA LAS MASCOTAS

Para evitar esto, la compañía ha querido compartir una guía para que los titulares sepan estas navidades qué alimentos no pueden tomar sus animales de compañía, como el chocolate, las pasas y uvas, las nueces o la cebolla y el ajo.

En cuanto al chocolate recuerdan que contiene teobromina y cafeína, ambas tóxicas. La cantidad de cafeína y teobromina varían según el tipo de chocolate, explican, y apuntan que el chocolate blanco contiene solo cantidades muy pequeñas, por lo que tiene un riesgo tóxico menor, mientras que el chocolate con leche contiene una mayor cantidad y el chocolate negro contiene la mayor concentración, y sus efectos tóxicos pueden ocurrir después de una dosis relativamente pequeña.

Respecto a las pasas y uvas, recuerdan que pueden encontrarse en algunos alimentos festivos. El problema, apuntan, es que no se sabe por qué su consumo provoca intoxicaciones en perros y gatos, y se desconoce la dosis tóxica de uvas o pasas necesarias, aunque en general se considera que la intoxicación se produce con una ingestión de solo unas pocas uvas en perros pequeños.

En lo relativo a las nueces, señalan que se han reportado intoxicaciones con nueces de macadamia en perros más que en gatos, y al igual que las uvas y pasas, se desconoce la dosis tóxica.

Por su parte, respecto a la cebolla y el ajo, advierten que los perros y gatos son muy susceptibles, ya que a menudo se encuentran en alimentos como salsas y rellenos de asados. En este sentido, apuntan que el agente tóxico que se encuentra en las cebollas y el ajo daña los glóbulos rojos, lo que significa que no pueden transportar oxígeno.

Así, explican que pueden provocar anemia hemolítica, que se da cuando los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que pueden producirse, y añaden que el ajo, el puerro, la chalota y el cebollino forman parte de la familia de las cebollas y, por lo tanto, también tendrán el mismo efecto en los animlaes, presentando además un efecto acumulativo.

UN EXCESO DE ALIMENTOS RICOS EN GRASA NO ES RECOMENDABLE

Asimismo, indican que, aunque los alimentos ricos en grasas no son tóxicos para los animales de compañía, pueden causar vómitos y diarrea o, si se consumen en cantidades suficientes, pueden provocar pancreatitis, una afección muy dolorosa y grave que puede ser costosa de tratar.

Lauren Hayes, veterinaria y responsable de asuntos científicos de Royal Canin señala que siempre es mejor mantener los alimentos navideños en los armarios altos lejos del alcance de los perros.

Esto incluye las golosinas destinadas para ellos, que desaconseja que se dejen debajo del árbol si se envuelven para regalo. Además, señala que no se deben de colgar adornos de chocolate en ramas bajas de los árboles.

“Si sabe que su mascota ha comido algo de la lista anterior o si no se siente bien y presenta síntomas como vómitos, letargo, jadeos, temblores, debilidad, encías pálidas o respiración acelerada, consulte urgentemente a su veterinario”, concluye.

FUENTE:https://www.animalshealth.es/mascotas/85-propietarios-perros-ofrece-cena-navidad

Logín usuarios
Iniciar sesión


¿Aún no eres usuario?
Regístrate.